Historias del maratón

La historia de Pedro

Muy deportista y malagueño por los cuatro costados, Pedro Cabrera Castillo afronta su segunda vez en el Zurich Maratón de Málaga.

Encuentra huecos gracias al apoyo familiar, e intenta, siempre que puede, transmitir su pasión a sus hijos entrenando con ellos. Su ilusión, disfrutar al máximo de los 42 kilómetros de su ciudad.

1. A qué edad te dio por correr? ¿Has competido en algún deporte antes de dedicar tu tiempo libre a correr y preparar maratones?

Empecé a correr hace unos 6 años. Antes había jugado al fútbol y al balonmano pero nunca había preparado carreras. Todo empezó porque unos amigos empezaron a preparase pruebas, y en la primera edición de la Carrera El Torcal-La Paz me dijeron que no era capaz de hacer los 10 kilómetros de esa prueba. Empecé a preparármela, participé en ella y la terminé. A partir de entonces me enganché al running.

2. La edad media de corredores de maratón se sitúa entre los 30 y los 45 años. ¿A qué crees que se debe?

Puede ser que tendremos la cabeza más centrada para preparar distancias más largas y seremos más responsables a la hora de los entrenos y saber hasta dónde están nuestras limitaciones.

 3. ¿Qué recuerdas de tu primer maratón?

Mi primera maratón fue la de Málaga, el problema fue que la corrí en muy malas condiciones. Al quedarme con malas sensaciones tenía ganas de ir a por otra y mis amigos estaban preparando la Maratón de Barcelona. Aprovechando mi preparación para la de Málaga enganchamos con la de Barcelona y fuimos con los familiares y aprovechamos para hacer deporte y turismo.

4. Después vino el Maratón de Sevilla. ¿Cómo fueron tus sensaciones? ¿Mejores que en Barcelona?

Sí, después vino la Maratón de Sevilla. La verdad que las sensaciones fueron mucho mejores. El recorrido así te lo hace sentir.

Para mí fue más fácil la Maratón de Sevilla, más llana. Pero de las dos maratones, Sevilla y Barcelona, me quedo con el ambiente en las calles. El público te lleva en volandas y te ayudan a llevar el sufrimiento mejor. Eso es lo que más echo de menos en Málaga.

5. Estos dos maratones sirvieron como “preparación” para el que realmente más te motivaba, el Maratón de Málaga, que por fin corriste por primera vez. Sin embargo, no fue tan positivo como esperabas… ¿Qué pasó? 

Sevilla y Barcelona eran previos a la Maratón de Málaga. Es como decir «ahora si estoy preparado para disfrutar en condiciones de mi maratón, la de Málaga «.

Fueron unos meses de dura preparación pero la motivación era máxima por correr en mi Málaga. Empecé la prueba de lujo, clavando los tiempos preparados en los entrenos a cada kilómetro, iba disfrutando como nunca de nuestras calles, de mis amigos y familiares que me encontraba por el recorrido, con los participantes…. ¡Iba de lujo!

Pero, de repente, en el km 35 mi cuerpo dijo basta. Empecé a sufrir muchísimo. los isquios apenas me dejaban avanzar y tocó lo peor. Los dolores eran terribles y la cabeza me empezó a doler de manera terrible, parecía que me iba a estallar. Fueron 7 kilómetros finales horribles, de mucho sufrimiento. Incluso pensé en el abandono. No podía con mi cuerpo pero no sé cómo llegué a la meta y allí dije que ni una más….

6. Podemos decir entonces que te tomas el Maratón de Málaga 2019 como un reto personal? ¿Cómo una segunda oportunidad?

Fue demasiado duro, y todo este tiempo siempre he estado pensando que debía volver a intentarlo, una sensación de que mi Maratón me debía una nueva oportunidad.

Y creo que este año es el momento de volver a intentarlo y de disfrutar de ella. Creo que es una nueva oportunidad que se me presenta y quiero aprovecharla. No siempre está uno motivado como para prepararse una maratón pero es que ver que ya somos Medalla de Bronce me ha hecho volver a tener esa ilusión que había perdido. 

7. Hoy día vives en Málaga, vives con tu mujer y trabajas en el aeropuerto y tienes a Sergio y a Hugo. ¿Cómo es un día normal en tu vida?

Sí, vivo en Málaga y estoy casado con mi Carmen. Tenemos dos hijos maravillosos y sin el apoyo de ellos no podría sacar tiempo para poder entrenar. Yo trabajo en el aeropuerto, soy camarero, trabajo a turnos y la verdad que entre la vida laboral y familiar es a veces complicado buscar tiempo para realizar los entrenos. Pero, al final, con el apoyo de mi familia siempre encuentro huecos (risas).

Un día normal mío sería: ir a trabajar si estoy de turno de mañana, a la tarde recoger a los niños del cole, estar con la familia, hacer deberes y ayudar a estudiar a los enanos. Luego les llevo a los entrenamientos y, a la tarde-noche, pues es mi momento de ir a entrenar. Así todos los días. Y, si estoy en turno de tarde, pues aprovecho las mañanas. Me levanto antes de amanecer para realizar el entreno y después a llevar los niños al cole y seguir con la misma dinámica.

8. ¿Tienen tus niños ese mismo “veneno” por el deporte?

¡Sí, sobre todo mi Sergio! Ya tiene 11 años y hemos realizado ya juntos muchos entrenos. Le gusta también hacer running y ha participado en varias pruebas.

Es una suerte para mi poder compartir mi pasión por el running con mi familia. Mi Carmela también lo practica, a menos kilómetros pero también salimos a correr juntos.

9. ¿Y cómo compaginas la vida laboral y familiar con el deporte?

¡Buscando horas de donde no las hay! Básicamente, saliendo a entrenar a primeras horas de la mañana o a las últimas del día.

10. Además de mostrar fotos e historias como corredor de Maratón, eres muy activo en redes en todo lo que respecta al deporte de Málaga, sobre todo sobre lo que acontece en el Málaga CF. ¿Qué te parece que el equipo de fútbol de la ciudad forme parte del Club de Amigos del Maratón?

¡Me parece genial, es una gran noticia!

Yo como malagueño y malaguista estaría encantado de que mi equipo de fútbol estuviera también implicado en el running y, sobre todo, ¡en la Maratón de Málaga!

¿Dónde hay que ir para apuntarse? ¡Yo quiero!

11. Como hemos comentado antes, ésta es la segunda vez que vas a competir en el Maratón de Málaga, ¿qué crees que ha cambiado en estos 5 años? (EN TI Y EN EL MARATÓN DE MÁLAGA)

La Maratón de Málaga ha cambiado muchísimo, sobre todo en organización.  Nada tiene que ver la maratón de hoy en día con la de hace 5 años. Ha mejorado muchísimo e incluso el nuevo recorrido le está dando un nuevo empuje.

12. ¿Qué crees que se puede hacer para seguir mejorando? (EN LO PERSONAL Y EN EL MARATÓN)

Se pueden mejorar muchas cosas aún pero lo más importante sería conseguir que el malagueño se sienta de una vez por todas identificado con su maratón.

Sobre el recorrido aún se puede mejorar más y estoy seguro de que con el tiempo se conseguirá.​

13. Por último, ¿te atreves a marcarte un objetivo concreto para el Maratón de Málaga 2019?

¡Uff…! Objetivo no quiero marcarme. Veremos las sensaciones, pero sobre todo disfrutarla. Quiero sentirla, disfrutar de cada kilómetro, de cada curva, de cada puesto de avituallamiento, de cada corredor y, sobre todo, ver a mi Ciudad engalanada como nunca para recibir a todos los participantes y que el público nos lleve en volandas.