Queda tiempo para el Zurich Maratón Málaga, pero no puedes despistarte en verano.

Por mucho que estés deseando que lleguen, sabemos que en ocasiones las vacaciones suponen un dilema: ¿aprovechamos ese extra de tiempo libre para descansar o para correr? Más aún si sabes que le 9 de diciembre tienes una cita con el maratón o el medio maratón en el Zurich Maratón de Málaga.

Por suerte, se pueden combinar vacaciones y entrenamiento para mantener la forma sin que por ello tus acompañantes veraniegos acaben hartos de ti. He aquí unos consejos traídos de la mano de Runner’s World España para cada situación, así mantendrás la forma cuando regreses.

OBSTÁCULO 1
La familia te atrapa. No puedes escaparte para correr.

SUPÉRALO: Caminad juntos una hora diaria. Pasear durante un tiempo, al igual que las tiradas largas, aumenta tu resistencia. Aprovecha de los tuyos ahora que puedes y todos mejoraréis vuestra forma física. Quizá alguno acabe animándose al Zurich Maratón de Málaga…

OBSTÁCULO 3
Nunca jamás has corrido en la playa.

SUPÉRALO: Pisar sobre la arena, mucho más blanda, puede aumentar la tensión de tus músculos y tendones, que se elongan más que cuando corres sobre una superficie firme. Comienza con varias repeticiones de 1 o 2 minutos, y camina un minuto entre ellas. No corras más de 500 metros al día, y no añadas más de medio kilómetro cada nuevo día que corras sobre la arena.

OBSTÁCULO 2
A los niños les encanta la piscina, pero tú eres de secano.

SUPÉRALO: Corre en el agua unos 30 minutos. Hacerlo en contra de la resistencia del agua elimina los movimientos ineficientes, lo que mejorará tu forma cuando corras sobre terreno firme. Además, es muy buen ejercicio cardiovascular.

OBSTÁCULO 4
Correr en verano me cuesta mucho trabajo.

SUPÉRALO: Aléjate de la rutina del resto del año. Si normalmente corres por la mañana, aprovecha y hazlo al atardecer. Si entrenas en asfalto, cámbialo por playa, senderos, paseos marítimos o parques. Si sueles correr solo, únete a un grupo o apúntate al club local.